Columna Escrita por Mony Sandy Vallejo




Alguien por allí dijo que el Día de San Valentín solo sirve para que personas hipócritas hagan de las suyas, hoy he notado como personas de todo tipo se brindan saludos y buenos deseos. A como he notado personas sin escrúpulos pasan comentando cosas hirientes he indebidas de otras queriéndolas hacer menos y tratando de ensuciar su personalidad.
Que será que solo un día al año las personas se juran amor eterno, los amigos se juran amistad para toda la vida y que personas que no se conocen tienen la valentía de saludarse y enviarse buenos deseos.
Sera que a las personas no les interesa hacerlo todo el tiempo, será que puede más la envidia, la cizaña, la intriga y la mala voluntad de las personas.
Escuche por allí esto:
"En el día de San Valentín hay personas que deben ser recordadas y otras no...." 
Yo lo cambio por esto:
En el Día de San Valentín yo me acordare de todo ser que haya llegado a mi vida y a la de mis seres queridos, unos dejando una huella imborrable en mi vida y la de ellos, aportando cosas positivas y valiosas; cosas que nunca podre pagar ya que no tienen precio de ser así serian muy costosas.
Personas que con solo su luz dejan brillar todo lo que tocan volviéndolo vivo y lleno de energía...personas que vale la pena tener, mantener, cultivar y adornar parte de nuestras vidas.
A ellos se les recordara por siempre ya que son tesoros que la vida nos brinda.

Abra personas sin escrúpulos, envidiosas, vacías, vanas, egoístas, mentirosas y llenas de los mas despiadados y absurdos sentimientos, queriendo llegar a nuestras vidas con mentiras, con mascaras. Queriendo ganarse nuestro espíritu bondadoso con resentimientos, con falsedad, con malas vibras y malas costumbres.
Personas que no cuentan con una luz propia, personas con espíritus parásitos, los cuales quieren pegarse a nuestro espíritu para brillar sin luz propia; sofocando nuestra personalidad, cambiando nuestra luz por penumbra.
A ellos se les recordara por siempre ya que son trofeos en nuestras vidas, son como títulos enmarcados en las paredes de nuestro corazón recordándonos las luchas que vivimos a diario para mantener nuestro espíritu y principios intactos.
Son personas que lejos de llegar a ser grandes, se vuelven pequeñas con cada espíritu que quieren robar, haciendo de su espíritu el mas vacio y vano de todos.


Espero sus comentarios.





Escrito por Mony Sandy Vallejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada